Cepillo Eléctrico

El cepillo de dientes es un cepillo con mango alargado utilizado para que se cepillen los dientes Muchas culturas tradicionales alrededor del mundo han limpiado sus dientes frotando ramas de árbol o trozos de madera desde tiempos inmemoriales. También se han frotado con tiza o soda caliente.

Según la American Dental Association, el primer cepillo de dientes lo creó en 1498 un emperador chino que puso cerdas de puerco en un mango de hueso. Los mercaderes que visitaban China introdujeron el cepillo entre los europeos si bien, no fueron muy comunes en occidente hasta el siglo XVII. Sin embargo, en aquellos tiempos los europeos preferían cepillos de dientes más blandos confeccionados con pelos de caballo. También era común mondarse los dientes tras la comida con una pluma de ave o utilizar mondadientes de bronce o plata. Existió no obstante, un método más antiguo de cepillarse los dientes con un trozo de tela que se utilizaba en Europa desde tiempos de los romanos. En cualquier caso, los cepillos no se popularizaron en el mundo occidental hasta el siglo XIX.

Cepillo con cerdas de nailon

Las cerdas naturales fueron reemplazadas por un material sintético, el nailon, gracias al lanzamiento realizado por Du Pont en el año 1938. El nailon presentaba varias ventajas frente a las cerdas de animales: era rígido, indeformable y no era atacado por la humedad evitando el consiguiente riesgo de infecciones. Sin embargo, al principio las cerdas eran tan rígidas que causaban serias molestias en los usuarios, lo que llevó a Du Pont a lanzar el nailon blando a principios de los 50's.

Cepillo de dientes eléctrico

El primer cepillo de dientes eléctrico, el Broxodent, fue presentado por Squibb Pharmaceutical en el centenario de la American Dental Association en 1959. Poco más tarde la General Electric creó el cepillo de dientes eléctrico sin cable accionado por pilas.

En 1987 se puso a la venta el cepillo eléctrico rotatorio Interplak, que supuso un nuevo avance.

El cepillo eléctrico que vibra mayor frecuencia es el Philips Sonicare. Este cepillo hace vibrar las cerdas mediante un campo magnético variable que actúa sobre imanes unidos a las cerdas, así, este cepillo consigue proyectar la mezcla de agua y pasta de dientes entre los espacios interproximales (espacios entre diente y diente).

Ningún cepillo puede limpiar del todo el espacio interproximal. Sólo un correcto uso diario del Hilo Dental puede limpiar por completo este espacio.

La pasta de dientes es la pasta que se añade generalmente al cepillo para realizar la limpieza dental.

En enero de 2003 el cepillo de dientes fue seleccionado como el invento sin el que los estadounidenses no podrían vivir, superando al automóvil, la computadora, el microondas y el teléfono celular según el Índice de invenciones del MIT.

Técnicas de cepillado

Existen varias técnicas de cepillado:

  • Técnica de rotación: Es la técnica más conocida. Las cerdas del cepillo se colocan contra la superficie de los dientes, los dientes superiores deben cepillarse rotando el cepillo hacia abajo y los dientes inferiores deben cepillarse rotando el cepillo hacia arriba, de manera que los costados de las cerdas cepillen tanto la encía como los dientes en un movimiento arqueado. Los premolares y molares se cepillan por medio de un movimiento de frotación sobre sus superficies.

  • Técnica de Bass: En esta técnica el cepillo se coloca en ángulo de 45 grados contra la unión del diente con la encía, luego se realiza un movimiento horizontal para remover la placa bacteriana. Para las caras internas de los incisivos superiores e inferiores, se cepilla verticalmente con el cepillo. La superficie e masticación de los molares y premolares se cepillan por medio de movimientos de frotamiento hacia adelante y atrás.

  • Método combinado: Combina ambas técnicas anteriormente descritas. Se realiza la técnica de Bass y luego barrer las encías y los dientes empleando la técnica rotacional.

Recomendaciones: No olvidar cepillar la lengua y el paladar. Un buen cepillado debiera durar al menos 3 minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario